HISTORIA DE LA AEVD

 

 A inicios de los años 70, la empresa Yanbal, llega al Ecuador impulsando el  sistema de comercialización de productos cosméticos, ya presente en aquel entonces en el mundo,  la Venta Directa.

 

 Inmediatamente, diversas empresas multinacionales  dedicadas en el mundo,  a la comercialización de productos a través de este canal, como Avon, Tupperware, Rommanel, Círculo de Lectores, ven al Ecuador, como un país en el cual, bien vale la pena invertir y apostándole a nuestra nación, llegan y se instalan  para expandir dicho sistema, generando  innumerables proyectos de emprendimiento y de microempresa, algo nuevo en el Ecuador en aquella época.

 

Dada la innovación que representaba esta actividad productiva en el país, se hizo necesaria la creación de un organismo representativo  que conformara un frente único ante retos comunes, entablar un diálogo y aporte positivo con las instituciones gubernamentales, así como para  intercambiar entre los asociados, experiencias y conocimientos sobre el recién implementado sistema de la Ventas Directa.

 

Es así que en el 2002, Yanbal, Avon, Leonisa, Rommanel, Círculo de Lectores, Tupperware empresas pioneras en el Ecuador de este canal y modelo de negocio, deciden agruparse para  constituir legal y jurídicamente, la Asociación Ecuatoriana de Venta Directa AEVD, organización sin fines de lucro que se ha consolidado y fortalecido gracias a la participación y liderazgo de hombres y mujeres visionarios comprometidos con esta pujante industria.

 

Si bien las empresas de la AEVD, se encuentran totalmente alineadas con el fiel cumplimiento de las leyes, normas, reglamentos y toda la base legal y jurídica  del sector empresarial y comercial del Ecuador y del mundo, también como una medida  de autorregulación de esta industria, en el 2004, se instituye  el Código de Ética de la Asociación Ecuatoriana de Venta Directa, basado en el Código de la Federación Mundial de la Venta Directa.  Esta sujeción obligatoria de las empresas miembros de la AEVD, al Código,   ha permitido reforzar y garantizar la conducta ética y de respeto que caracteriza a las empresas asociadas, ante los consumidores, con los emprendedores independientes, y entre las empresas miembros de este importante Gremio.

 

Hoy en día la AEVD reúne a las principales empresas nacionales y extranjeras de Venta Directa que operan en el país,  garantizando la sana competencia, respeto y responsabilidad social. Actualmente, 23 compañías de venta directa, conforman la Asociación Ecuatoriana de Venta Directa. No todas las empresas de Venta Directa, pueden ser miembros de la Asociación.   Existe un Comité Calificador, que vela por el ingreso de compañías reconocidas, con marco ético de comportamiento comercial, que cumplen a cabalidad con las leyes locales e internacionales y que aceptan la sujeción al Código de Ética de la AEVD y de la WFDSA (World Federal Direct Selling Association). El perfil que debe cumplir una empresa para ser miembro de la AEVD, es sumamente exigente, lo cual garantiza tanto a consumidores finales, como a emprendedores  independientes, la legalidad, justicia, respeto y ética que merecen.

 

Todos estos años han implicado un gran trabajo de hombres y mujeres que con su entusiasmo, constancia y dedicación han hecho de la AEVD una sólida organización que goza de presencia y fuerza, pero sobre todo, sentaron las bases para un futuro promisorio en beneficio de la Venta Directa y de la Comunidad en general en el Ecuador.

 

Búscanos en

Redes Sociales

Miembro de:

Contactos

Telf.: 593-2 3617-039, 593-2  3617-049

Mail: info@aevd.ec

AV. NACIONES UNIDAS E2-30 Y NÚÑEZ DE VELA , ED. METROPOLITAN,

PISO 10 OFC. 1013

Quito - Ecuador

Todos los derechos reservados. Se prohibe el uso o reproducción del mismo sin autorización. Aevd  2016, Quito - Ecuador

Desarrollado por Fábrica Multimedia