BENEFICIOS DE LA VENTA DIRECTA.

La fortaleza de la industria de la Venta Directa radica en su principal característica, la libertad e independencia. Un o una distribuidora independiente, no está sujeta a horarios, ni a jefes, ni subordinado a ninguna gerencia, líder o compañía. Su relación con la empresa es meramente mercantil, lo cual le permite efectuar otras actividades, como podría ser, el ser parte bajo nómina de cualquier empresa nacional o multinacional, que nada tiene que ver con la Venta Directa en el Ecuador. Por lo tanto, no se exige exclusividad en ningún contrato de la relación mercantil existente con cualquiera de las compañías de venta directa. Se promueve la libre generación de microempresas.

 

Otra de los beneficios, se promociona el eficiente y excelente servicio a los consumidores, responsabilidad social y su compromiso con el desarrollo empresarial en el sistema de libre mercado.

 

La Venta Directa brinda oportunidades de negocios accesibles a las personas que buscan fuentes alternas de ganancias y cuyo desarrollo y éxito no está restringido al género, edad, educación o experiencia previa. La experiencia mundial nos indica que la gran mayoría de las personas dedicadas a esta actividad son mujeres que manejan sus negocios propios de Venta Directa en sus ratos libres.

 

El costo para comenzar un negocio independiente de Venta Directa es normalmente muy bajo. En muchos casos no se requiere de inversión alguna y en algunos otros, solo consta de un paquete de ventas de precio muy accesible, así mismo, se requiere muy poco o nada de inventario u otros compromisos en efectivo para iniciar. Esto implica un gran contraste a las franquicias y otras oportunidades de inversiones de negocios que pueden requerir gastos sustanciales.

Los consumidores se benefician de la Venta Directa por la comodidad y el servicio que provee, incluso la demostración y explicación personal de los productos, la entrega a domicilio y las amplias garantías de satisfacción. Asimismo, la Venta Directa provee un canal de distribución para las compañías con productos innovadores o singulares que no están fácilmente disponibles en las tiendas tradicionales o a quienes no pueden gastar lo suficiente para competir con los enormes costos publicitarios y promocionales que se requieren en la venta tradicional.

 

La industria de la Venta Directa es una parte vital y creciente del sector de la pequeña y mediana empresa. Tiene la increíble capacidad de proporcionar una gran variedad de oportunidades de ingresos a millones de personas en el mundo que puedan estar buscando alternativas de carreras, flexibilidad en sus horarios o que se encuentren víctimas del desempleo, permitiéndoles operar en la legalidad un pequeño negocio de éxito en el cual se requiere muy poca o ninguna inversión.

Además, la Venta Directa no solo ofrece oportunidades de ganancias y creación de negocios propios, a miles de personas, sino que impacta positivamente a la economía de nuestro país, al generar aproximadamente 6000 empleos directos derivados de sus operaciones, independientemente de los indirectos generados por sus proveedores de insumos y servicios.

 

La cadena de valor que genera la venta directa, es inmensa, impulsa beneficios e ingresos económicos para empresas proveedoras de esta industria como: el transporte, agencias de viaje, empresas de organización de eventos, cartoneras y empacadoras, imprentas, capacitación, agencias de publicidad, medios de comunicación, agencias de modelos, entre otras.

Miembro de:

Búscanos en

Redes Sociales

Contactos

Telf.: 593-2 3617-039, 593-2  3617-049

Mail: info@aevd.ec

AV. NACIONES UNIDAS E2-30 Y NÚÑEZ DE VELA , ED. METROPOLITAN,

PISO 10 OFC. 1013

Quito - Ecuador

Todos los derechos reservados. Se prohibe el uso o reproducción del mismo sin autorización. Aevd  2016, Quito - Ecuador

Desarrollado por Fábrica Multimedia